Tito Cánepa donó correspondencias personales al Instituto de Estudios Dominicanos de la Universidad de Nueva York

La primicia la divulgó la directora del Instituto, Ramona Hernández, en la ponencia final del homenaje “Tito Cánepa: 60 años de reivindicación de la plástica dominicana en los Estados Unidos”.

imagen

(Santo Domingo, 17 de abril de 2008) Considerado por muchos como el plato fuerte del homenaje que se rindió anoche al reconocido artista plástico dominicano Tito Cánepa, la directora del Instituto de Estudios Dominicanos de la Universidad de Nueva York, Ramona Hernández, ofreció una primicia que sorprendió al auditorio y dejó perplejos a los historiadores y críticos de arte que asistieron al acto.

“Tito nos donó sus papeles personales, y dentro de esos papeles nos donó su correspondencia personal, y dentro de esa correspondencia personal tenemos unas 200 cartas que le escribió a don Isidro Jiménez Grullón mientras él estaba en Cuba, Francia Venezuela y otros países. Estas cartas son inéditas y ahora son un patrimonio que estará en el archivo general del Instituto de Estudios Dominicanos”.

Desde muy joven, Cánepa se involucró en actos de rebeldía contra el régimen del dictador Trujillo, por lo que su familia decidió enviarlo a Puerto Rico y luego a la ciudad de Nueva York. Una vez allí, la memoria de la infancia en su país natal se convertiría en fuente de continua inspiración para el artista, que descubriría en esta gran metrópolis su vocación por la pintura.

Previo a la intervención de Ramona Hernández, que sirvió como colofón del panel que dio paso al disfrute de las obras en la Galería de Arte de FUNGLODE, el poeta y ensayista cubano León David y el investigador social dominicano Danilo de los Santos expusieron sobre el valor estético y creativo de la pictórica de Cánepa, así como sobre la evolución histórica de la vida del artista, respectivamente. Sirvieron como moderador del panel David Álvarez, coordinador del Centro de Estudios de la Cultura de FUNGLODE, y María Elízabeth Rodríguez, directora de Proyectos.

De acuerdo con De los Santos, Tito Cánepa se convirtió en Nueva York en un artista consagrado, cuya curiosidad humanista le permitió absorber la multiplicidad estética y las vibrantes corrientes intelectuales de la ciudad en el siglo XX, mientras estudiaba intensamente el arte clásico occidental.

Cánepa creo una obra completa de 37 cuadros creados en un “lento y sustancioso proceso de 50 años de trabajo creativo”, apuntó Ramona Hernández, quien además ofreció su agradecimiento a todo el equipo de FUNGLODE por hacer realidad “este sueño de más de un año… Esta es la primera vez que Tito viene a su casa como va”.

De los Santos citó las consideraciones de personalidades renombradas como el historiador y crítico de arte norteamericano Edward J. Sullivan, quien sitúa a Tito Cánepa entre los modernistas latinoamericanos de la segunda generación que protagonizaron el arte en las décadas de 1930 y 1940. Asimismo, mencionó las publicaciones que en República Dominicana hiciera María Ugarte sobre la trayectoria y las actividades de Cánepa.

De su lado, el crítico de arte dominicano contemporáneo León David se refirió al “simbolismo onírico”, al “lirismo” y a la “acentuada concepción volumétrica” de la obra de Tito Cánepa, lo que a su juicio constituyen fuentes de una “inusual cohesión expresiva.”. En su intervención no dejó de resaltar la nostalgia de lo dominicano en la obra del artista, que actualmente tiene 91 años.

En el homenaje, en el que han estado directamente implicadas FUNGLODE y la Global Foundation for Democracy and Developmet (GFDD), fue mostrado un vídeo en el que Tito contó parte de su experiencia pre y post exilio en una entrevista que realizó en Nueva York, donde reside, el personal del Instituto de Estudios Dominicanos para el evento, que contó con la presencia de su hijo Eric Cánepa.

Eric Cánepa transmitió un mensaje de aliento a los jóvenes artistas dominicanos inspirado en su padre, para que persistan en su identidad y preserven en su memoria la dominicanidad, sea cual sea la tendencia artística que les inspire o que desarrollen en su evolución como creativos.

La exposición de Cánepa, nacido en San Pedro de Macorís, uno de los artistas dominicanos más reconocidos en el mundo y una de las figuras más sobresalientes de la diáspora, estará abierta en la Galería de Arte de FUNGLODE durante un mes para el disfrute del público interesado en contemplarla.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.